Comunicados‎ > ‎

Once nuevos Inmortales al Recinto del Béisbol Aficionado

posted Oct 24, 2013, 8:55 AM by Hector Rosa

Por Pedro Carlos Lugo / Colaboración

Nueve jugadores, un coach y un propulsor de las categorías menores de béisbol serán exaltados al Recinto de los Inmortales del Béisbol Aficionado de Puerto Rico, informó el licenciado Julio E. Cora, presidente de la Junta de Directores de esta entidad.  


Los actos de exaltación serán este domingo 27 de octubre comenzando a las 10:30 de la mañana en el Salón de Actividades ‘Green Palace’ en la vieja carretera de Las Piedras a Juncos, a unos cuatro minutos del estadio Francisco Negrón.


Los jugadores son Edwin Cuadrado, Jaime Laguna, Carlos “Puruco” Márquez, Milton Plaud, Gilberto Soto, Luis O. Dávila, Miguel A. “Pochy” Figueroa, José “Bolsi” Guadalupe y Héctor Fonseca. El coach es Moisés Umpierre y el propulsor es Carlos Pagán.


Cuadrado, tercera y primera base, comenzó con Fajardo y ayudó a San Lorenzo a obtener cinco campeonatos. Posee la marca nacional de juegos consecutivos bateando de hit con 39. Tuvo promedio de vida de .332.  


Laguna se destacó con los Petateros de Sabana Grande y está empatado en el sexto lugar de hits conectados en la Pelota Doble A con 712. Tuvo promedio ofensivo en su carrera de .328. Integró el equipo nacional.


Puruco Márquez fue un excelente defensor de la segunda base y contribuyó a tres campeonatos de Yabucoa y otros dos de  San Lorenzo. Su promedio por vida fue de .309.

Plaud, bateador zurdo, jugó en primera base y en los bosques para Guayama, Humacao, Patillas, Juncos, Yabucoa y San Lorenzo. Fue miembro del Equipo Nacional en el Campeonato Mundial de La Habana en 1971.


Soto lanzó para los Samaritanos de San Lorenzo durante todos los años que jugó AA. Ganó 52 juegos y perdió 30. Fue el Jugador Más Valioso en el primer campeonato nacional de los Samaritanos al obtener tres triunfos sobre Cidra en la serie final de 1975.


Luis Dávila, un bateador zurdo que defendía los jardines, bateó .312 en su carrera de 21 años y está entre los 47 bateadores que han pegado 600 hits o más en su carrera (607). Jugó con Río Grande, Juncos y Fajardo. Fue factor importante en los tres campeonatos de los Mulos logrados en 1989, 90 y 91.  También fue miembro del equipo nacional.


Pochy Figueroa, primera base y guardabosque, jugó sus 18 temporadas para los Grises de Humacao. Pegó 546 hits y tuvo promedio de .323 por vida. Estuvo en el equipo puertorriqueño que ganó medalla de bronce en los Juegos Centroamericanos Ponce ’93.


Guadalupe, que es natural de Cataño, se desempeñó como jardinero corto, pero defendió todas las posiciones del cuadro interior. En sus años finales como pelotero activo fue primera base y bateador designado. Bateó un total de 552 hits en su carrera.


Heity Fonseca, derecho, ha sido uno de los mejores lanzadores del país. Ayudó a los Azucareros de Yabucoa a obtener los campeonatos de 1994, 95 y 96 y a San Lorenzo en 2002. Fue el Lanzador del Año en 1995 cuando tuvo marca de 8-0 y efectividad de 0.83.


Umpierre, por su parte, fue coach del equipo nacional en un gran número de torneos internacionales y también con los Mulos de Juncos en los campeonatos de 1983, 85, 89, 90 y 91.


Carlos Pagán ha sido un reconocido líder de las categorías menores de béisbol en Puerto Rico.


Miguel “Micky” López, alcalde de Las Piedras, es el anfitrión de esta actividad. El Comité de Exaltaciones es presidido por el licenciado Osvaldo L. Gil. Será la 26ta exaltación de esta institución.

Comments